martes, 7 de julio de 2009

hi-e-lo


Hay un algo a destrucción dentro de la habitación, como si cada particula de aire conspirara en mi contra. Llevo ya no sé cuantas horas sentado con la espalda apoyada en la puerta, esperando que se decida a volver. Todo parece confuso, ni siquiera las razones por las que se fue me parecen claras, mi yo culpa me recrimina sin piedad, me carcome la piel como si se tratara del peor de mis enemigos.

- ¡tu culpa!, ¡tu culpa!...
-¡dejame tranquilo!, ¡andate al carajo!
Intento alejarlo como sea, pero nada, me taladra justo detras de los ojos y se da vueltas por mi craneo como un visitante no deseado.

El único sonido que escucho es el de mis tripas, el yo hambre me implora que coma algo, por lo menos esa comida fria que quedó del dia en que Ella se perdió detras de la puerta. Pero mi yo culpa me tiene amarrado al suelo con grilletes. Me castiga, me mata de a poco.
Quisiera hablar con mi Yo, con ese primer yo, con la esencia, ese que le da origen a todos esos yos que me vuelven loco, pero esta tan escondido dentro de esa madeja de personalidades que es imposible encontrarlo, menos ahora, que estoy hambriento y somnoliento.
Lo único que quiero es escuchar el definitivo golpeteo de sus nudillos al otro lado de la puerta. Pero que sea Ella y no el cartero de hace un rato que llamó a la puerta y me hizo levantar raudo, para decepcionarme con su cara de enterrador "adecuado para la ocasión, pensé".
Me vuelvo loco

-tu culpa, tu culpa...

Y miro el techo , las paredes, mis manos y siento lágrimas secas recorrerme por dentro...!espera!
Sonido de pasos, mando a callar a mis yos y mis sentidos se ponen en alerta. Hay alguien afuera. Alguien espera silente. Escucho un latido, no sé si es mi corazón o el de la persona allá afuera, me pongo de pie sin ruidos, me quedo frente a la puerta, mirando como si pudiera traspasarla con la vista y pudiera ver del otro lado.
Escucho a mi yo optimista susurrarme, desobedeciendo el silencio que le impuse a mis yos.

-¡es ella, es ella!...¡abre la puerta!
-¡No! que espere a que toque!
mi yo orgullo gruñendo no sé de donde

Pero nadie toca, no quiero quedarme asi, con la duda...tomo la perilla y abro la puerta...un hielo me recorre la espalda...

19 comentarios:

Ela dijo...

woww si era ella quiza ahora ya no se separen....
genial!!
un beso

::kArlUs-kÁ:: dijo...

mUy bUenO tU blOg!

aqUi andarE igUal :)

Un besO dEsdE mÉxico!

Un Hombre mirando al SudOeste dijo...

Escalofrío...
Ya habían pasado años?...
Abriste la puerta y ahí estaba su dulce y sonriente calavera, con el mismo vestido del día en q se fue, sentada con la espalda apoyada sobre tu puerta... esperando y esperando a q salieses a buscarla...
Y cuando por fin decidiste abrir tu corazón no fue suficientemente fuerte para recibir el frío abrazo de la vejez...
Si... sonríe... ya la vez no?

Zuresh dijo...

Un hombre mirando al sudeste:
jajajajaj...podria ser!...de ahí veremos!

Raúl dijo...

Gracias por tu visita y tus palabras en mi blog, Zuresh.
Un placer visitarte.

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

me ha gustado mucho como describes el momento de después de...
se siente la desesperación, la angustia...el desasosiego... se siente la ansiedad del caballero de los yos.
Besitos.

rOo RAMONE dijo...

Abrió con ganas de encontrar el otro látido y fundirlo en un abrazo.
:) Me encantó!
Un beso.

Florencia dijo...

Hola, me gustó lo que escirbiste. Me recordó un poco a El Loco, de Khalil Gribran, lo has leído?, búscalo, yo cacho que te va a gustar.
Me dirigí a todos tus yoes.
Flore.

Zuresh dijo...

rOo RAMONE:
abrio con esas ganas, pero con miedo..
ya veremos que pasa..
gracias por pasar

Florencia
lo tendré en cuenta..
gracias por pasar.
me gustaria leer más de ti...

Zuresh dijo...

Zayi:
te extrañaba!..me pase por tu blog a agradecer
saludos

Heroína Frívola dijo...

Te imagino cerrando los ojos para poder escuchar con mejor claridad si alguien de verdad se acerca... ojalá sea Ella con las razones que sean, sólo que vuelva.

Espérame en Siberia dijo...

Uuuh, si yo te contara sobre los besos que damos acà en Siberia :P

Muà.

Pluma de fuego dijo...

Me gustó mucho tu blog, y el texto y quería decirtelo...
Saludos

OsoNoh dijo...

concuerdo y muuuuucho con la señorita Florencia de mas arriba.
Khalil en "El loco", tiene todo un cuento con el yo, no de la locura; otro, otro... Pruebe, busquelo, lealo, le va a gustar. Y si no, va atener un algo para destruir a criticas y antirecomendar.
Saludos

Zuresh dijo...

heroina frivola:
me dabato entre el bien y el mal para descubrir que es lo que va a pasar...ya no soy tan dueño de esta historia.

esperame en siberia:
me los imaginaré entonces! :)

pluma de fuego:
gracias...esperando el 15 de julio!

OsoNoh:
haré la tarea! :)

saludos a todos y gracias por escribir!

Florencia dijo...

jajajaj no lo escribí como una crítica. Solamente pensé que te gustaría.
Gracias por seguirme Zuresh!!
Yo también te sigo

Selu dijo...

Me encantó tu relato, pasé por aquí y me quedé, me gusto.

Alicia en el pais de las maravillas dijo...

me gusta tu blog , te sigo (:

Saludooss !

Anónimo dijo...

Sin dudas hoy me consideraré su extensión-de-senti-miento...
Como su yo-vomitivo, o al menos como la extensión de su yo-vomitivo, desde mi yo-vomitivo, creo que esta historia es más suya de lo que intenta negar...
He ido descendiendo en sus relatos desde el último posteado hasta esta parte, y me parece haber penetrado en mis sentimientos, desgarrando mi piel a medida que su yo-vomitivo intenta desgarrar la suya...
Comparto su locura sentimental la lejanía.